Avances con el Love Stitchery

IMG_0436.JPG

Sigo con el Love Stitchery de Lynette Anderson. Son piezas muy sencillas y cómodas de bordar y me gustan porque veo los resultados rápido, algo muy interesante cuando le dedicas poco tiempo a las labores.

Desde la vuelta de vacaciones he terminado los dos bloques que tenía empezados y un bloque más.  Ahora estoy con el octavo bloque y antes de que termine octubre espero tener los nueve bordados.

Lo siguiente será encontrar telas para montar el mini quilt, pero como decía Michael Ende “Esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión”. :)

 

IMG_0440.JPG
 

I’m still embroidering the Lynette Anderson’s Love Stitchery. They are small pieces, easy to stitch and I love them because you can make progress easily with them.

Since our holidays I’ve finished the two pieces in process and one more, so I’m working on the two last pieces and my objective is to finish them along October.

Next step will be to sew the mini quilt, “But that is another story and shall be told another time” :)

IMG_0439.JPG

Fiesta de la Bicicleta 2014

Como el año pasado, ayer domingo nos unimos a la Fiesta de la Bicicleta.  Es decir, que en vez de pasar la mañana del domingo tranquilitos en casa, nos levantamos a las siete, preparamos todos los trastos y nos presentamos en El Retiro dispuestos a hacer 20 km en bici a eso de las nueve de la mañana.

  Fiesta-Bici01

 

Eso sí, a cambio, pudimos disfrutar de algunas de las calle más famosas de la ciudad para nosotros solos. Por solos se entiende que me refería a que sólo para bicis, ¿no? Porque creo que fuimos más de 100,000 personas las que ayer participamos de la fiesta.

 

Fiesta-Bici-03

 

Todo el tiempo junto a su padre, Marco hizo el recorrido completo. Este año iba mucho más seguro que el anterior, y eso se notaba.

 

Fiesta-Bici-02

Y  Elia lo hizo conmigo, sentada en la silla porta-bebés. Mi padre, que como el año pasado también nos acompañó, estuvo todo tiempo pendiente de ella. Toda una ayuda para mí, porque con tanta gente y con el peso detrás, cualquier movimiento mío hacia atrás para mirarla era una invitación a perder el equilibrio.

 

Fiesta-Bici-05

Se lo pasó genial, todo el rato cantando y animándome. Yo tengo que confesar que acabé bastante cansada, y me dije a mi misma que para el año próximo Elia tiene que ir pedaleando…. que ya pesa demasiado para llevarla a cuestas :)

 

Fiesta-Bici-04


Yesterday was the 2014 Bike Party. Like the previous year, we went with the children and enjoyed cycling in streets without cars.

Marco was able to complete the race by himself, and Elia was in my bike, sitting in a baby chair.  I was exhausted at the end of the race and  I promised myself that next year Elia will have to bring her own bike (or I will have to find any other who carry her) :)

 

Un nuevo curso

Cole

Pues ya terminó Septiembre, el mes de la vuelta al cole y  al resto de rutinas. Ahora que han pasado algunas semanas desde el inicio de las clases, pienso en todo lo que se espera de los niños en este nuevo curso y en cierta forma, me pongo a temblar. ¡Qué mayores se han hecho!

Marco fue el primero en comenzar. La primera semana de Septiembre, como  un campeón. Tercero de Primaria. Este año en su colegio ya le hacen exámenes de evaluación y pasa de tener deberes de Lengua y Mates a tener deberes de todas las asignaturas y a tener que estudiar o preparar temas en casa. No es muy diferente de lo que nos tocaba a los demás cuando teníamos su edad, pero me sigue asombrando lo mayor que es y la de cosas que sabe.

Comenzar Tercero supone, además, que le ha tocado de lleno la LOMCE. No voy a valorar si  la nueva ley es mejor o peor que la anterior, aunque si puedo decir que, para comenzar, ha supuesto algún que otro quebradero de cabeza a la hora de tener todos los libros de texto listos para empezar el colegio.

IMG_4597

Otro hito importante este mes han sido las Convivencias.

En su colegio, al comenzar Tercero de Primaria, organizan una salida de cinco días a una granja-escuela o similar. Una semana entera fuera de casa que sirve, para que los niños aprendan a valerse por si mismos, además de conocerse mejor, porque mezclan a los niños de distintas clases, y de aprender cosas nuevas fuera del aula. Marco y sus compañeros han estado en Cañada Real, un centro donde cuidan fauna herida, y enseñan a los niños a apreciar la naturaleza. Aunque lógicamente le hemos echado de menos, el ha disfrutado mucho una semana entera con sus amigos.

Y también hemos comenzado los entrenamientos de fútbol. Que para él es lo más importante de todo, porque siente pasión por el deporte. Han cambiado de categoría y ahora ya son Benjamín. En unas semanas comenzarán la liga. ¡A ver qué tal se les da!

Elia comenzó dos días después de Marco. En su cole Septiembre es un mes especial, puesto que las clases sólo duran hasta la hora de comer, con el consiguiente problema de logística. ¡Menos mal que tiene un superpapá que se las ha apañado para estar todos los días a la salida del cole!

IMG_5096

Este año cursa el último año de la Educación Infantil, lo que significa que este año va a ser uno de los “complicados”, pues en primavera será evaluada por el Equipo de Atención Temprana que recomendará o no su continuidad en el curso que le toca por edad.  Se que es algo que tiene que pasar, pero me dan los siete males pensando en ello.

Y más cuando este año tiene que terminar el curso leyendo y escribiendo. Al menos ese es el objetivo que tienen fijado en su colegio.

¿Cómo lo lleva? Pues desde finales del año pasado reconoce las vocales y algunas letras en textos, pero aún no domina el lápiz. Dice su profe que en parte es tema de la psicomotricidad fina, que aún no tiene la suficiente fuerza en la mano como para sujetarlo con fuerza, y que tenemos que conseguir que se fortalezca.

Así que todas las tardes dibujamos un ratillo, hacemos trazos o lo que se tercie, para ver si conseguimos avanzar en este campo.

Por lo demás, sigue con sus clases de refuerzo de Atención Temprana, que este año termina porque cumplirá seis años, con la logopeda que viene una vez a casa, y con la musicoterapia de los viernes, su asignatura preferida con diferencia.

Este año hemos añadido una clase más: natación.

Y con todo este batiburrillo, su padre y yo hacemos malabares con horarios, trabajos y extraescolares para conseguir llegar a todo.

Parece que no va del todo mal, porque hemos terminado Septiembre de una pieza y ellos siguen tan sonrientes como siempre.

IMG_5054

De camping por Gales

Como sabéis si leéis este blog, nos gusta viajar. Ya es algo que hacíamos antes de nacer los niños y desde el primer momento tuvimos claro que ellos no eran, ni mucho menos, un impedimento para viajar. Al contrario, nos dan otra visión del mundo y pocas cosas me gustan más que conocer sitios nuevos con ellos.

Así que en verano aprovechamos que tenemos las vacaciones más largas para conocer mundo.

Cuando viajamos, intentamos que se interesen por el lugar. Aprendemos los mitos y la historia del sitio y comparamos con lo que ya conocemos. También intentamos jugar y hacer cosas que les diviertan, porque tenemos que disfrutar los cuatro. Y buscamos destinos que nos atraigan a todos: algo de historia, naturaleza, y entretenimiento para niños.

Gales tenía todas las condiciones. Ya habíamos pensado en ir hace un par de años, pero acabamos repitiendo Escocia (que no se que me han dado allí, me encanta) y cuando en primera comenzamos a plantearnos destinos, salió de los primeros.

Además, tenía otra ventaja añadida. Los Reyes Magos nos regalaron una tienda de campaña y queríamos usarla en el viaje. Gales está repleto de campings y lugares donde acampar, así que la elección fue clara.

Pero… ¿cómo llegar hasta allí con todos los trastos que se requieren para acampar? El avión quedó descartado, necesitábamos transportar muchas cosas, así que recurrimos al ferry. Una experiencia nueva, porque aunque si habíamos ido en ferry, nunca tanto tiempo como en este viaje: 24 horas de travesía desde Gijón hasta Poole.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tienda, sacos de dormir, menaje, ropa, mesa y sillas… Aunque el coche no es pequeño, puedo asegurar que iba hasta los topes. 

Planteamos el viaje en tres zonas, para pasar al menos tres noches en cada sitio y no tener que estar montando y desmontando el campamento cada día. El primer camping fue una granja entre Newport y Cardiff. Muy bien situado para ver las dos ciudades, y la zona sur de Gales, la más poblada de todo el país.  Se llama Ty Coch y nos gustó tanto que repetimos a la vuelta.

La zona está llena de sitios para ver. Nosotros visitamos algunos museos, como el de St. Fagans, que es un sitio muy curioso, donde han reunido edificios históricos de todo Gales y explican cómo vivía la gente en el pasado. Desde granjas a un castillo, cada edificio se ha amueblado con enseres de la época. Disfruté mucho viendo un quilt en una casa del s. XVIII.

También fuimos a Caerleon, ciudad que surgió de un asentamiento romano. Allí estaba establecida una Legión, y aún se ven los cimientos de los cuarteles y restos del anfiteatro, la muralla y baños. Marco pudo vestirse con la armadura de los legionarios y su cara no tiene precio.

Gales006

En Cardiff hay que visitar el castillo, y sobre todo la zona de la Bahía de Cardiff, que ha sido rehabilitada desde los años 80 y que tiene un edificio impresionante, el Millenium Centre, un espacio para representaciones, exhibiciones y en general, para disfrutar de la cultura.

Desde allí nos fuimos hacia el oeste, hasta Pembrokeshire. Allí estuvimos en otro camping que también estaba en los terrenos de una granja. Su nombre Coastal Stay y para mí fue una pequeña decepción, no porque estuviera mal, sino porque la página web lo vende mejor de lo que es en realidad.

Pembrokeshire es una zona muy turística. La costa está llena de acantilados, que de vez en cuando se abren en playas inmensas.

Gales019

Playa de Tenby

Hay una ruta que recorre a pie toda la costa (Pembrokeshire Coastl Path) y que al parecer está muy bien. Nosotros no la hicimos, aunque si caminamos un día en la zona de Deer Park. Un paseo tranquilo de un par de horas en el que vimos un montón de aves marinas y una familia de focas tomando el sol.

Gales021

A Elia se le hizo un poco largo el paseo, pero caminó como una jabata. Marco lo hizo sin problemas y hasta se animó a explorar una punta mientras nosotras descansábamos un rato. Se notan los 8 años :)

El camping está muy cerca de la ciudad de St, Davids. Allí está la catedral de San David, el patrón de Gales. Inmensa y muy bien conservada, junto a ella están las ruinas del palacio arzobispal. Todo el recinto está amurallado y debió ser impresionante en la Edad Media, cuando era un destino de peregrinaje.

Desde allí nos fuimos al norte, a la zona de Snowdonia. El tercer camping donde estuvimos era Aberafon. Justo en el borde de la playa y con un riachuelo en medio. Un sitio precioso en el que hubiéramos pasado más días sin dudarlo.

Mientras estuvimos allí visitamos tres de los cinco castillos que forman el Iron Ring, un conjunto de castillos que mandó construir el rey inglés Eduardo I para contener al príncipe galés Llywelyn en las montañas de Snowdon. El conjunto es Patrimonio de la Humanidad. Nosotros estuvimos en Conwy, Caernafon y Beaumaris, este último en la isla de Anglesey. No nos dió tiempo a visitar más.

Una cosa que me encanta en general en el Reino Unido es que en muchos lugares históricos involucran a los niños. Hay sitios donde tienen disfraces para que hagan la visita disfrazados y en muchos lo que tienen son juegos,  búsquedas del tesoro o recorridos para niños. En los castillos de Cardiff y Conwy, Marco y Elia estuvieron buscando pistas. Al terminar la visita, además de habérselo pasado muy bien, les dieron un regalo. Ellos se fueron tan contentos y nosotros más, pues habían recorrido los castillos sin protestar y jugando.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn Conwy. Buscando pistas.

Después de Snowdonia volvimos hacia Cardiff, para visitar el castillo de Caerphilly y los Valles, la tradicional zona minera. El castillo es interesante, pero lo que realmente me gustó fue el pueblo de Blaenavon y la mina Big Pit, que ahora es un museo y en la que antiguos mineros acompañan a los visitantes a una visita subterránea.

Elia y yo no bajamos, pero Marco y Miguel si. Y les gustó mucho. Además de la visita a la mina, se pueden ver todas las instalaciones y hay una exposición sobre la evolución de los trabajos mineros, lo que suponía para la zona la extracción del carbón y hasta sobre las huelgas cuando se cerraron las minas.

Gales063

Para terminar la aventura, nos fuimos un par de días a Legoland Windsor, ya en Inglaterra, donde los enanos disfrutaron como debe ser.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Y la experiencia camping? Pues fue buena, aunque el tiempo no nos acompañó. Cuando te vas en tienda de campaña, la lluvia es un factor preocupante. Y si llueve todos los días, cosa que pasó en este viaje, estás muy pendiente de si la tienda se va a calar o no. Afortunadamente, no tuvimos goteras.

Otro punto importante es la ropa de abrigo. Y ahí acertamos, porque íbamos bien preparados. Eso no evitó que en Snowdonia termináramos comprando forros polares para los niños y para Miguel, jeje las tiendas de material de montaña allí tenían mucho donde elegir.

Por lo que respecta a las comidas, llevamos una cocina de gas. Y los desayunos y prácticamente todas las cenas los hicimos en el camping. Las comidas no, porque solíamos pasar todo el día fuera. Comprábamos en el super para un par de días y listo.

Gales054

Definitivamente, nos ha gustado la idea de viajar así. Seguramente repetiremos.

 

Labores y Viajes

DeViaje

Una de las últimas cosas que preparo cada vez que voy de viaje es la bolsa de las labores. Y no es porque sea lo que menos me apetece llevar, sino porque le doy mil vueltas a qué puedo llevarme. Cuando imagino las vacaciones, siempre pienso que voy a dedicarle un montón de tiempo al bordado, y que voy a volver con tropecientos millones de cosas hechas. Soy optimista de nacimiento, qué le voy a hacer. :)

Otra cosa que siempre hago es llevarme al menos dos labores distintas. No vaya a ser que con una me aburra. Así que os podéis figurar que la planificación para decidir qué llevarme en cada viaje me lleva al menos un par de días. Y no os digo nada si el viaje en cuestión supone ir en avión, decidir qué va en la bolsa de mano, acordarme de facturar las tijeras y llevar el cortahilos… Todo un ejercicio de logística.

Pero volviendo a las vacaciones de este año, para el viaje a Gales preparé la bolsa que aparece en la primera foto del post. Desde hace mucho tiempo, uso bolsas de plástico transparente para guardar las labores empezadas.  Son muy prácticas, porque protegen tela e hilo de la suciedad y puedes ver de un vistazo qué contiene cada bolsa. Soy una gran consumidora de las bolsas de congelados de IKEA, que uso para todo, ya sea para guardar tela e hilo como aquí o para organizar los Lego de Marco.

Además, para llevar todos los trastos de costura, suelo elegir una bolsa, casi siempre un neceser, donde llevo todo.

Cómo este año íbamos de camping y lo que me llevara iba a dar muchas vueltas, elegí los bloques del BOM Love Stitchery que compré hace un montón de tiempo en Stitchers’ Inn. Son 9 bloques de bordado diseñados por Natalie Bird, que se montan en un mini quilt. Son pequeños, muy manejables, y cómo el dibujo a bordar está marcado en la tela, es fácil hacerlo aunque estés en un vehículo en movimiento.

Cuando lo dejé iba por el tercero. Estos dos que veis aquí son los dos primeros bloques, que hice en 2012.

Terminados

Así que como labor principal, me llevé los siete bloques restantes para el viaje. También, por_si_acaso, llevé un bordado de punto de cruz que me pidió mi hermana para la habitación de mi sobrina y que conociéndome acabaré cuando Zoe cumpla 10 o 12 años.

Este año me ha cundido. Entre el viaje en ferry y algunos trayectos en coche he avanzado con el bordado. Al final he terminado dos bloques y tengo otros dos prácticamente hechos.

Los bloques terminados son el tres y el cuatro de la serie. Se llaman, respectivamente, Love Sewing y True Love.

LoveSewing

TrueLove

Y los que están casi acabados son los Love Begins at Home (5) y A Better Place (7). Lo sé, están muy arrugados, pero es que en la super bolsa de labores para esta vacaciones se me olvidó meter el bastidor, y al bordarlos se han arrugado. No puedo plancharlos hasta que los termine, para no borrar las marcas, así que han tenido que salir así en la foto.

Encurso

Por cierto, el cuadro de punto de cruz para mi sobrina ni lo toqué. :)

De Vuelta

20140823__8230243

Terminó Agosto y  con él, las vacaciones. Parece mentira lo rápido que pasan los días cuando estás disfrutando en familia.

Esta semana toca preparar la vuelta al cole, porque en un par de días ya comienzan las clases. Todo listo para empezar un nuevo curso con fuerza.

Mientras todo vuelve a la normalidad, un par de fotos de nuestras vacaciones en Gales.

01-Devuelta-a

August ended and with it, the holidays. Time flyes when you are enjoying.

This week is time to prepare the “back to school”, because in two days the new course will start.

While everything returns to the routine I would like to share a couple of pictures of our trip to Wales.

 

De campamentos y abuelos

O cómo sobrevivir al mes de Julio.

IMG_3810.JPGCampamentos urbanos, qué gran invento. La verdad, para nosotros es algo imprescindible. La diferencia entre las vacaciones de los niños y las nuestras nos obliga a hacer malabares en Julio. Así que toca pensar qué pueden hacer los niños en Julio. La primera opción, porque los niños se lo pasan genial y porque no siempre vamos a estar pidiéndole el favor a los abuelos, son los campamentos de verano.

En la ciudad, en el propio colegio, deportivos, para aprender idiomas… la oferta es de lo más variado.

Nosotros hemos elegido la opción deporte para Marco. Ha estado este mes en un club deportivo cerca de casa, en el que combinaban clases de padel o tenis, clases de natación, algo de inglés y actividades lúdicas. Ya estuvo el año pasado y ha querido repetir. Para mí, lo mejor del campamento es que los niños no paran, están al aire libre, y pasan la mañana con amigos. Además, como estamos en el barrio, han ido más amigos de Marco y se lo ha pasado genial.

IMG_3811.JPG
Para Elia, nos hemos quedado en el campamento de su colegio. Lo organiza el AMPA del cole y combina juegos con clases de idiomas. Nos gusta más la opción deportiva, porque es un cambio respecto al resto del curso, pero Elia aún nada con manguitos, y nos dio un poco de respeto el tema de las clases de natación. Al final ha estado tres semanas en el colegio, practicando inglés con sus compañeros y de viaje “virtual” por las capitales europeas. Muchas manualidades y un día a la semana juegos de agua para luchar contra el calor.

Y después de los campamentos…. ¡¡Siiiii!!!! han tocado abuelos. Y para ser imparciales, unos días con los papás de papá y otros con los de mamá. Con los abuelos han ido a la piscina, a jugar al parque, a la huerta….. y a donde hiciera falta. La suerte que tenemos con abuelos marchosos, que salen con los niños.

Pero Julio terminó y con el, los campamentos. Ahora llegan nuestras vacaciones. ¡¡Nos vemos en Septiembre!!

[Por cierto. Yo también iba de campamentos. Y  los recuerdo como algo muy divertido. Mi colegio organizaba colonias para las niñas desde Tercero de EGB. Era un colegio religioso y nos íbamos dos semanas a una casa que tenía la orden en un pueblo de la Sierra de Madrid. Hacíamos deporte, jugábamos, organizábamos funciones de teatro, aprendíamos y en general lo pasábamos muy bien. En cuanto Marco y Elia sean más mayores, pasarán por la misma experiencia.]